Encuéntranos en: Facebook, La cueva del escritor:
 

Twitter, @CuevaEscritor:

26 feb. 2014

Reseña: A sangre fría, de Truman Capote

Título: A sangre fría

Autor: Truman Capote

Año de publicación: 1966

Sinopsis: El 15 de noviembre de 1959, en un pueblecito de Kansas, los cuatro miembros de la familia Clutter fueron salvajemente asesinados en su casa. Los crímenes eran, aparentemente, inmotivados, y no se encontraron claves que permitieran identificar a los asesinos. Cinco años después, Dick Hickcock y Perry Smith fueron ahorcados como culpables de las muertes. A partir de estos hechos, y tras realizar largas y minuciosas investigaciones con los protagonistas reales de la historia, Truman Capote dio un vuelco a su carrera de narrador y escribió "A sangre fría", la novela que le consagró definitivamente como uno de los grandes de la literatura norteamericana del siglo xx. Capote sigue paso a paso la vida del pequeño pueblecito, esboza retratos de los que serían víctimas de una muerte tan espantosa como insospechada, acompaña a la policía en las pesquisas que condujeron al descubrimiento y detención de Hickcock y Smith y, sobre todo, se concentra en los dos criminales psicópatas hasta construir dos personajes perfectamente perfilados, a los que el lector llegará a conocer íntimamente. "A sangre fría", que fue bautizada, pionera y provocativamente, por Capote como una «non fiction novel», es un libro estremecedor que, desde la fecha misma de su publicación, se convirtió en un clásico.

Este fue el primer libro de Truman Capote al que le puse las manos encima, un referente de las non-fiction novels (literalmente, novelas de no ficción). La novela está basada en el brutal asesinato de los cuatro miembros de la familia Clutter en Kansas, una típica familia sureña sin enemigos a la vista y a novela es, a partes iguales, una historia increíble, y un trabajo periodístico realmente notable. Capote, con la ayuda de Harper Lee, la autora de Matar a un ruiseñor, entrevistó a todos los conocidos de la familia y a la policía incluso antes de que se supiera el nombre de los sospechosos y la identidad de estos, lo que retrata de una manera increíble la vida de los muertos. Logras encariñarte con los personajes aun muertos, y sientes el desasosiego de aquellos que los conocieron que no podían entender como una familia tan recta fuera asesinada tan brutalmente.

Sin embargo, la verdadera maestría de Capote no se ve reflejada allí, sino en la manera en que retrata a los dos asesinos: Dick Hickock y Perry Smith. Los dos se conocieron en la cárcel y tienen historias que te hacen tocarte el corazón, perdonarles la muerte de los cuatro Clutter. Por decirlo burdamente: te enamoras de su personalidad. Son muy diferentes y chocan todo el tiempo, pero tienen sus altos, sus bajos, sus terribles defectos y sus precarias virtudes. Y puede que guarden sorpresas...

El estilo de escritura de Capote es seco, muy periodístico, enumera los hechos y las acciones, pero logra conmoverte. La manera en que humaniza a dos asesinos en magistral. Te cuenta sus vida y al final los quieres más que a los muertos, precisamente porque estás más tiempo viendo a Dick y a Perry que las pocas páginas en que tuviste la oportunidad de conocer a los Clutter.
En su confesión, Smith había dicho: "Yo no quería hacerle daño a aquel hombre. Me parecía un buen hombre. Alguien que hablaba con voz suave, todo un caballero. Y eso es lo que pensé de él hasta el momento mismo en que le corté el cuello."

Sobre el autor

Truman Capote, cuyo nombre real es Truman Streckfus Persons, es un periodista y escritor estadounidense conocido por sus novelas Desayuno en Tiffany's y A sangre fría, que se ha convertido en un referente de la literatura periodística. 

Nació en 1924 y murió sesenta años después, en 1984. Empezó a escribir para mitigar el aislamiento sufrido durante su infancia, pues vivió en granjas del sur de Estados Unidos todo ese tiempo.


3 comentarios:

  1. Gracias... no tienes publicaciones recientes? Solo las vi hasta 2015...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Lamentablemente, fui la última redactora que quedó en este blog, pero yo tengo mi personal. :( Lo dejé abierto para que siguiera al público y como consulta, aunque yo sigo en mi página personal www.neapoulain.com

      Eliminar