Encuéntranos en: Facebook, La cueva del escritor:
 

Twitter, @CuevaEscritor:

5 feb. 2014

Reseña: Aura, de Carlos Fuentes.

Título: Aura.
Autor: Carlos Fuentes.
Año de publicación: 1962.
Lees ese anuncio: una oferta de esa naturaleza no se hace todos los días. Lees y relees el aviso. Parece dirigido a ti, a nadie mas. Distraído, dejas  que la ceniza del cigarro caiga dentro de la taza de te que has estado bebiendo en este cafetín sucio y barato. tu releerás. Se solicita historiador joven. Ordenado. Escrupuloso. Conocedor de la lengua francesa. Conocimiento perfecto, coloquial. Capaz de desempeñar labores de secretario. Juventud, conocimiento del francés, preferible si ha vivido en Francia algún tiempo. Tres mil pesos mensuales, comida y recamara cómoda, asoleada, apropiada estudio. Solo falta tu nombre. Solo falta que las letras mas negras y llamativas del aviso informen: Felipe Montero. [...]
Las casas antiguas a ojos de la gente actual están llenas de misterios. Son pocos los que, de una forma u otra, descubren sus secretos y los de sus habitantes. Pero aunque la mayor parte de las personas hoy en día sea de naturaleza escéptica, ciertamente hay cosas que escapan a nuestra razón.

Felipe Montero no sabe qué pensar de un anuncio que ofrece empleo a alguien precisamente como él. Sin dudarlo, acude a la dirección indicada, tarea cansada porque es en una calle del Centro Histórico de la Ciudad de México, donde las calles nuevas se disputan la numeración con las antiguas y crean confusión. Al presentarse y conocer a quien quiere emplearlo, la viuda Consuelo Llorente, Felipe duda bastante en aceptar el trabajo, debido a ciertas condiciones, pero cambia de opinión al conocer a una joven de gran belleza que es presentada como Aura, sobrina de doña Consuelo.

Conforme pasa el tiempo, Felipe se va dando cuenta que algo raro pasa con ambas mujeres. El trabajo encargado, por otro lado, también lo intriga, debido a que se trata de la traducción del francés de cartas del difunto marido de su patrona. A medida que convive más con doña Consuelo y con Aura, va sintiendo mucho desagrado por la primera y un gran amor por la segunda. Sin embargo, quizá no tenga el final que tanto anhela...

Es una novela corta, bastante, en comparación con algunas otras del señor Fuentes. Las ediciones de la misma (incluyendo una de las más recientes, que cuenta con ilustraciones) son extremadamente delgadas, lo que quizá sea un aliciente a las nuevas generaciones para que se sumerjan en ella, para que conozcan una vieja casona del Centro Histórico y ¿por qué no?, se enamoren de la más enigmática de las jóvenes que tal vez, no sea del todo lo que aparenta.


Un detalle a destacar en esta novela es su estilo. Está narrado en segunda persona, algo que pocos se han atrevido a hacer y con lo cual no siempre se obtiene un buen resultado. Usando esa narración, el señor Fuentes, en mi humilde opinión, pretendía acercar al lector a la "piel" de Felipe, hacerlo ver las cosas como si le estuvieran pasando a medida que leía, lo cual es un efecto que, unido a una buena historia, atrapa enseguida, queriendo leer más y más, deseando conocer cada aspecto de las vidas que el texto nos muestra.
Te moverás unos pasos para que la luz de las veladoras no te ciegue. La muchacha mantiene los ojos cerrados, las manos cruzadas sobre un muslo: no te mira. Abre los ojos poco a poco, como si temiera los fulgores de la recámara. Al fin, podrás ver esos ojos de mar que fluyen, se hacen espuma, vuelven a la calma verde, vuelven a inflamarse como una ola: tú los ves y te repites que no es cierto, que son unos hermosos ojos verdes idénticos a todos los hermosos ojos verdes que has conocido o podrás conocer. Sin embargo, no te engañas: esos ojos fluyen, se transforman, como si te ofrecieran un paisaje que sólo tú puedes adivinar y desear.

—Sí. Voy a vivir con ustedes.

Sobre el autor.

Carlos Fuentes (nacido en la Ciudad de Panamá el 18 de noviembre de 1928) fue un narrador y ensayista mexicano cuya obra se sitúa en el llamado boom de la literatura hispanoamericana. Fue uno de los escritores más importantes de todos los tiempos en el conjunto de la literatura de su país. Figura dominante en el panorama nacional del siglo XX por su cuidadosa exploración de México y lo mexicano, a través de una obra extensa y que se servía de un lenguaje audaz y novedoso capaz de incorporar neologismos, crudezas coloquiales y palabras extranjeras, su propuesta se sumergió en el inconsciente personal y en el colectivo, y trasladó con vigor a las letras mexicanas los mejores recursos de las vanguardias europeas. Falleció en la Ciudad de México el 15 de mayo de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario