Encuéntranos en: Facebook, La cueva del escritor:
 

Twitter, @CuevaEscritor:

4 oct. 2013

Reseña: «Nunca seremos estrellas del rock», Jordi Sierra i Fabra

Título: Nunca seremos estrellas del rock
Autor: Jordi Sierra i Fabra
Año de publicación: 1995

Sinopsis: Ventura es un fanático de la música rock y el cine, ha visto cada película que ha podido, sea en la TV o en el cine; también sueña con ser una estrella del rock, igual que sus ídolos: Jim Morrison, Kurt Cobain, John Lennon y tantos más. O al menos, quiere ser una estrella en su propia vida. La historia comienza con un asalto y el comienzo de una vertiginosa huída, que lo lleva desde su natal Girona hasta Barcelona, donde conoce a Tivi y un grupo de okupas. Alguien le persigue, ¿quién? ¿Por qué? ¿Qué ha hecho?

Como mucho de los libros que leo, este tampoco es mío; lo saqué de la biblioteca hace meses, sí, varios meses. He empezado la historia un docena de veces, pero jamás pasé de la página 12... hasta ahora, que lo terminé. No es el primer libro del autor que llega a mis manos, ya antes leí «Las Chicas de Alambre» y «Noche de viernes».

El personaje principal es Ventura, un joven de 19 años, fanático del rock y que sueña con ser una de las estrellas que tanto admira, a pesar de saber que eso no sucedará, ya no; ahora está huyendo. Necesita dinero y para proporcionarselo recurre a delinquir, roba a un hombre en Girona, no mucho, pero lo suficiente para salir de ahí.

Pero antes de irse, debe ver a Neus. La relación entre ellos no me quedó muy clara ¿eran novios? ¿Amigos? Cómo haya sido, Ventura necesita verla y lo hace, luego se va. Roba un coche y parte a Cadaqués, de ahí toma rumbo a Barcelona.  Entonces comienza la persecución, alguien sigue sus pasos, la policía, pero ¿qué ha hecho Ventura? ¿Por qué lo buscan? Recién en las últimas páginas nos responderan estas preguntas.

Una vez en Barcelona conoce a Tivi, una joven okupa, y pasa la noche con ella en la casa abandonada que habita su comunidad. Si bien la historia de la chicha me ha parecido terrible, porque lo es, no deja de ser un cliché en esta clase de historias. Todo bien hasta la tarde siguiente, cuando la policía descubre el coche robado y Ventura queda a merced de los lobos.

Hasta ese entonces la historia lleva un ritmo constante, ni muy lento ni muy rápido, pero ese punto la adrelina se dispara y la persecución se torna más desesperada. Otro coche robado, un atropello, armas de fuego y una rehén..., todo apunta a un final fantástico, de película, el mismo se lo imagina.

Bueno, el final me desepcionó, esperaba algo abrumador, intenso, fuerte, que superara las páginas anteriores, pero no ha sido así, aunque la verdad sólo había dos salidas: ésa y un tiro en la sien, como Kurt Cobain. Al menos, salva el último instante, cuando Ventura le sonríe a la cámara con descaro.

Sobre el autor

Este español comenzó a escribir a los 15 años y a los 16 ya tenía lista su primera novela larga de 500 páginas. Dejó los estudios para dedicarse a ser comentarista musical, en el año 1970, desde entonces ha sido fundador y/o director de numerosas publicaciones y en 2009 superó los 9 millones de libros vendidos, sólo en España. El 2012 publicó El Diario de los Beatles, su libro número 400.

En 2004 creo la Fundación Jordi Sierra i Fabra, destinada a promover la creación literaria entre los jóvenes hispanohablantes, que cada año convoca a un premio literario para menores de 18 años.

5 comentarios: