Encuéntranos en: Facebook, La cueva del escritor:
 

Twitter, @CuevaEscritor:

4 may. 2013

Entrevista a María García Esperón, escritora mexicana

María García Esperón (Ciudad de México, 1964) es una escritora versátil y polifacética de gran cultura.

La escritora mexicana orienta su buen hacer como escritora hacia el público infantil y juvenil, aunque cualquier lector puede gozar de sus textos, puesto que, como ella misma dice, Una de las inquietudes que tengo como escritora de literatura infantil y juvenil –tal vez la más grande- es la de ofrecer a los jóvenes lectores textos que reflejen la riqueza de la tradición cultural y literaria.

¿Por qué escribir? ¿Qué significa para ti el escribir y plasmar historias sobre el papel?

Escribir es para mí la mejor manera de ser conciencia sobre mi vida y sobre mis tiempos. Escribir es el testimonio de mi leer. Leer páginas, acontecimientos, rostros, estados de la naturaleza y estados del alma. Comprender el mundo y comprenderme… y transmitir esa comprensión. Es una de las maneras de ejercitarme en la Memoria, al estilo pitagórico y platónico: una anámnesis que pretenda recoger si no todo, porque es imposible, sí lo que más pueda: recuerdos y belleza, penas y regocijos, sombras y luces, esperanzas y derrotas. Escribir es para mí desenvolver los volúmenes del mundo y descifrar sus alfabetos.

La mayoría de tus libros hablan de la antigua cultura romana, ¿por qué esa época y esa cultura?

Las antiguas culturas me fascinan por igual: Egipto, Grecia, Roma, Mesoamérica… a través de los libros me convierto en su habitante. De los libros que leo a su propósito y de los libros que escribo. Es la construcción de la imagen del ser humano la que recorro en esas épocas, a través de esas lecturas o de esa escritura. Son mundos que se tocan, empero. El anillo de César, sobre el fin de la República Romana y la muerte del gran Julio, tiende vasos comunicantes hacia el antiguo Egipto, hacia el helenismo creado por Alejandro Magno y hacia la cultura griega clásica. Porque así era ese mundo, rico de influencias y de historia, contaminado de dioses distintos, variado y versátil, como es el nuestro.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Ya están en marcha buscando editor: una novela sobre Dido y Eneas inspirada en la Eneida, otra inspirada en la Odisea y la que actualmente escribo, que sería la cuarta de la serie que dio inicio con El Disco del Tiempo, en esta última pretendo fundir muchas de mis nostalgias e inquietudes sobre el pasado y ensayarme en la búsqueda de la Atlántida, que ha sido mi fascinación desde niña.

¿Fue fácil hacerte un espacio en el mundo editorial?

Fue algo natural. Yo comencé a escribir después de una carrera en el periodismo cultural y de inmediato supe que quería insertarme en la creación para niños y jóvenes. Este es un espacio generoso y abierto a las propuestas honestas y comprometidas. Tengo que decir que así era la mía, pues me encontraba en esos momentos (2004) muy involucrada en el proceso educativo de mi hijo Ian y buscaba libros que enriquecieran su mundo, que lo dotaran de armas de conocimiento y disfrute en la belleza, que encontrara lo que yo había encontrado, cuando era una niña en las obras clásicas, que estaban en un librero de mi casa pues mi abuela y mi madre eran personas cultísimas y lectoras de primer orden en varios idiomas… y en esa dinámica, comencé a escribir. Ganar el primer concurso fue decisivo, y lo demás se me dio fácilmente debido a mi naturaleza de periodista: difundir mi obra y hacer contactos editoriales a través de internet, de manera tal que tres años después mi obra comenzó a publicarse y leerse en otros países: Colombia, Argentina, Chile, España y últimamente, Cuba.

Hablando del panorama actual, ¿crees que los jóvenes leen lo suficiente?, ¿crees que se impulsa la lectura lo necesario?

Estoy segura que sí, pero yo no me baso en las encuestas, sino en el mundo en que vivo, en los jóvenes lectores y en los promotores de lectura que conozco, que voy conociendo. Son jóvenes que manejan las herramientas de comunicación de la actualidad al tiempo que buscan y seleccionan sus propias lecturas, y que escriben, escriben mucho y muy bien y se contrastan a través de blogs y redes sociales, que son críticos de estas últimas cuando perciben que deterioran el lenguaje y reducen la dimensión humana.
Son promotores que dedican 24 horas del día al apasionante ejercicio de llevar los libros y el amor por las letras a cualquier parte. Son narradores orales indígenas que son libros vivientes, que poseen la palabra como los antiguos tlacuilos, que fundan humanidad, crean tejido social, urden belleza y transmiten espíritu.

Como autora de libros para niños y jóvenes, ¿cómo consideras la literatura infantil y juvenil en la actualidad?

Como el lugar en que está renaciendo precisamente la literatura.

Como información extra, ¿cuáles son tus libros favoritos?

Mis libros favoritos son la Iliada, la Odisea, los diálogos de Platón, la obra de Dante, Shakespeare, las Mil y una noches en cualquiera de sus versiones, el corpus artúrico también en cualquier versión, las novelas de Dumas padre, Víctor Hugo, Julio Verne, Salgari, Carlos Fuentes, la obra de Jorge Luis Borges, la poesía española de la generación del 27, los ensayos de Gaston Bachelard, y en esta época de mi vida… la obra completa de un autor español contemporáneo, Aurelio González Ovies, cuyo poemario Vengo del Norte me he aprendido de memoria, en esta idea bradburyana de Farenheit 451, de convertirse en un libro para así encarnarlo y preservarlo para siempre y llevarlo conmigo dondequiera que vaya.

Esta pregunta es incómoda para muchos escritores (y te lo pregunto cómo una), sin embargo, ¿cuál es el libro tuyo al que consideras tu «favorito»?

Mi libro favorito es Sibila, donde escribo el mito de la Sibila de Cumas en clave contemporánea, porque a través de su escritura pude darme cuenta de quién era yo y a qué había venido a este mundo. Sibila es mi autobiografía o mejor, mi autopsiquegrafía, la descripción de mi alma, sus añoranzas, sus miedos, sus incógnitas y sus certezas.

Para finalizar, ¿qué le recomiendas a todos aquellos escritores que apenas empiezan y que quieren hacerse un espacio en el complicado mundo literario?

Que no dejen de seguir sus intuiciones y sus sueños y de creer en ellos mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario